Dulce Fabiola Vega, de Food and Travel, recientemente nos visitó, probó nuestros platillos y compartió con el público de la revista su experiencia  ¡Muchas gracias!

Fusión oriental y mexicana en Fonda Huitzillin

(ver la publicación original en la página de Food and Travel)

En la colonia del Valle descubrimos este espacio gourmet que une creatividad y conocimiento gastronómico sobre los sabores y texturas de ingredientes mexicanos y orientales, para crear platillos únicos, que cambian mes con mes. Es la Fonda Huitzillin, manejada por el joven chef Manuel Carrasco.

Foto de Dulce Fabiola Vega para Food and Travel

Foto de Dulce Fabiola Vega para Food and Travel

Desde la entrada el espacio difiere con otros, el primer vistazo es la cocina abierta, lugar donde Manuel se encarga de hacer sus creaciones para el público. En el comedor, los toques mexicanos, mezclados con las mesas decoradas con manga japonés (cómics), denotan las influencias de lo que se está apunto de probar.

Fue en la cocina donde pudimos degustar un poco de lo que se podrá encontrar este mes de mayo en el menú de cuatro tiempos. Para abrir el apetito, comenzamos con una entrada de flor de calabaza en tempura, además de pan de queso parmesano con mantequilla de zanahoria; y para beber, una refrescante agua de hierbabuena y chía. Las creaciones del chef Carrasco son el fruto de sus estudios profesionales con diferentes mentores como: Mikel Alonso, Paulino Cruz y el japonés Iwao Komiyama.

Continuamos nuestra comida con una sopa de tres tipos de calabaza: italiana, amarilla y criolla servidas elegantemente con un caldo de chile guajillo, jitomate y chile cascabel. Este platillo refleja una parte de la experiencia profesional de Manuel, que se desarrolló en Pujol, restaurante de Enrique Olvera en la Ciudad de México, donde aprendió el oficio de ser cocinero, el movimiento diario de un restaurante y el mundo de la alta cocina.

En un espacio tranquilo y musicalizado, permanecimos serenos, esperando dos platillos más: el picadillo con aceitunas, frutos secos y verdolagas, y la trucha orgánica de Xochimilco, acompañada de arroz integral con cúrcuma, mango y pepino. Es importante destacar que Manuel procura traer sus ingredientes de lugares y productores locales o cercanos, excepto aquellos que son originarios de oriente.

Finalmente llegamos al postre, una peculiar tarta con masa de jengibre, rellena de berenjena y tomate, con un sabor dulce y delicado; acompañada de helado de té verde. Además de tener una presentación impecable y un sabor exquisito, descubrimos que el menú de Fonda Huitzillin está avalado por la Asociación Mexicana de Diabetes, lo que quiere decir que es una opción saludable y nutritiva, que nos deja sin culpa.

Sigue pendiente mes con mes para descubrir y probar los nuevos menús que se vayan generando en este lugar. Ubicado en Morena 222, colonia del Valle norte, Ciudad de México.

Tagged on:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *